Archivo del sitio

Alfonso Bonilla Aragon-BONAR


Alfonso Bonilla Aragón nació en Cali en 1917 y murió en 1979. Estudió en el Colegio San Luis Gonzaga de Cali, educación impartida, en gran parte, por hermanos maristas franceses, comunidad religiosa ubicada dentro de la Iglesia cristiana, en particular la católica y ortodoxa. Logró su título de Doctor en Leyes y Ciencias Políticas en 1939 en la Universidad del Cauca.

Alfonso se casó con Nora Pereira y tuvo con ella a su única hija Ximena Bonilla de Castillo.En una etapa de juventud madura participo en tertulias sobre arte, libros y cine. Junto con “un grupo de quijotes unidos soñó con la cultura”. Con la cultura universal. Con dejar viajar la mente hacia otras dimensiones. Se reunía en una centenaria casona del barrio El Peñón, residuo de la Colonia, con sus paredes de adobe y sus techos de teja grande con Esteban Hernando Tejada, Peter Eggen, Jean Bartlesman, Martha Hoyos, Maritza Uribe, entre otros.Continúa…  Bonilla se destacó por ser un liberal por filosofía y un liberal en el ejercicio de la vida, practicó y creyó fielmente en un liberalismo que giraba en torno al respeto de sus derechos propios y de los ajenos, a la libertad de pensar y la libertad de expresión. En 1956, Alfonso en compañía de su colega Raúl Echeverría en conformidad con aquel espíritu libre que lo caracterizó, propuso una fiesta que levantara el ánimo caído de los caleños. Fue así como el 6 de diciembre en el tradicional Puente Ortiz se inauguró a ritmo de bambuco la primera versión de la Feria de Cali. Expresó sus ideas aun cuando para quien trabajaba era de una corriente opuesta a la suya; por esto en 1960, debido a la censura renunció al periódico Relator y ese espíritu rebelde lo llevó a trasegar por diversos medios. Aun así, no todo fue grisáceo, en 1960 es publicado el libro de su autoría Valle del Cauca: medio siglo de riquezas y, en 1962, Colombia, país de ciudades: Cali. En ellos sobresale su amor por la tierra que lo vio nacer, puesto que ambos son una suerte de elogios argumentados sobre el Valle del Cauca y claro está, también sobre su amada calentana: Cali. En 1967 publica el libro Cali, Ciudad de América: Cali y solicita, para la ciudad, la sede de los VI Juegos Panamericanos; este libro fue editado por el comité pro-sede de estos Juegos, escrito por Alfonso y coordinado por María Teresa Holguín, es una propuesta directa de cómo y cuándo serian los Juegos Panamericanos en la ciudad de Cali, donde para lograr su cometido plantea todos los recursos de la ciudad.Para 1971 Santiago de Cali es sede de los VI Juegos Panamericanos, en gran parte gracias a la obra de Bonilla que logra impresionar al Comité Olímpico Internacional. Sus cinco obras posteriores evidencian claramente el trascendentalismo que tuvo este hecho en su vida y en su escritura pues son un compilado de memorias sobre este importante suceso deportivo y de gran significancia para el futuro del país y la ciudad en desarrollo de los que hablaría en su libro Colombia, el Valle, Cali (1973). Continúa…
Desempeñó también varios cargos políticos en su departamento y en su madurez se consagró a la vida diplomática. Fue Concejal de Cali y Diputado de la Asamblea del Valle. Director de la Oficina Regional de Fenalco en Cali y Scretario Ejecutivo de la unidad de Acción Vallecaucana. Fue funcionario de la Embajada de Colombia en Quito y Ministro consejero de la Embajada de Colombia en Río de Janeiro y, en 1972, acepta el cargo de Ministro Consejero de la Embajada de Colombia en Buenos aires.Paralelamente, practicó el periodismo y escribió columnas en las que supo interpretar de manera directa y certera el sentir común de los lectores. Gano fama por su columna Bitácora, en la que preponderaban sus prodigiosos retratos de personalidades de la vida política y social. Como periodista colaboró en Nuevo Día, La Batalla, El Tiempo, Relator, Occidente, El Expreso y El País.En el año 1976 es galardonado con el Premio de Periodismo Simón Bolivar por un trabajo publicado en El País sobre aspectos socioeconómicos del Valle del Cauca. En septiembre de 1979 regresa de Buenos Aires a Cali. En noviembre, víctima de una afección bronco-pulmonar es internado en la Clínica de Occidente, donde respondía favorablemente al tratamiento medico, hasta el punto que se esperaba fuera dado de alta ese mismo fin de semana. Lamentablemente la noche del viernes 16 de noviembre muere de un paro cardíaco a sus 65 años. Su deceso causó profundo pesar en la ciudad. El sábado 17 de noviembre fue sepultado en el Cementerio Metropolitano del Sur. Su discurso de despedida es pronunciado por Libardo Lozano a las 4:00 pm.
Fuente: dintev.univalle.edu.co
Nota No. 024-12 (Biografias)

Anuncios

Andres Hurtado Garcia

Andrés Hurtado García (1941) es un periodista y ecologista colombiano oriundo de la ciudad de ArmeniaColombia. Pertenece a la comunidad de los Hermanos Maristas, fue profesor del colegio Champagnat de Bogotá, pero ahora se desempeña como director del área ecológica y dicta clases en los altos grados. Doctor en Literatura y reconocido fotógrafo de naturaleza, ha ganado varios premios nacionales e internacionales de periodismo y medio ambiente, incluido el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar. Tiene una columna quincenal en el diario El Tiempo y es escritor de varias revistas nacionales y del exterior relacionadas con el medio ambiente. Aunque menos conocidos, son también de destacar sus artículos literarios en revistas y textos académicos

Personaje

Andrés Hurtado García pertenece a la Comunidad de Hermanos Maristas, cuya inspiración se basa en el francés San Marcelino Champagnat (1789-1840) fundador de la Comunidad.

Es un periodista independiente, amante de la naturaleza, que desde hace casi cincuenta años promueve la preservación del medio ambiente bajo la premisa de conocer para amar y amar para preservar. Sin duda alguna es él quien mejor conoce la geografía colombiana en virtud a sus frecuentes travesías por la mayoría de los parajes colombianos, desde las costas hasta las cumbres nevadas sin dejar de lado la selva y los llanos. Fruto de ello, su archivo fotográfico de más de tres millones de fotografías esta considerado como uno de los mejores en esta materia. Además se desempeña como profesor de español en el Colegio Champagnat de Bogotá, donde desde hace unos años, estableció salidas ecológicas para mejorar los conocimientos de los estudiantes. En torno suyo se ha desarrollado un grupo denominado Caminantes del Retorno1 el cual se ha preocupado por la gestación de guías. Es uno de los pioneros del ecoturismo en Colombia y también uno de los primeros impulsores del montañismo colombiano. Como asesor y profesor de escalada de la Escuela Nacional de Alta Montaña de Madrid, España, Andrés Hurtado fue el primer colombiano en hacer parte de una expedición al Himalaya en 1972. Actualmente es director de la Semana de la Montaña, ciclo anual de conferencias y exposiciones de montaña y vida al aire libre que se realiza en Bogotá y que en el 2009 llegó a su XII versión. Asesor de la Revista Viajes & Aventura.

Su constante trabajo ha sido reconocido por destacadas personalidades e instituciones. En 1992 fue candidato al premio Príncipe de Asturias. Frecuentemente es invitado como conferencista en Colombia y en diferentes países especialmente de Europa y Asia.

Parte de su vida, conocida de antaño por su especial habilidad y conocimiento del manejo de arañas y escorpiones, ha sido relatada por el escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal en su novela El Bazar de los Idiotas.

Fotografía

Participa en el 2005 en la exposición “¿Se acabó el rollo? Historia de la fotografía en Colombia 1950-2000”2 en el Museo Nacional de Colombia, exposición que nace de una investigación del crítico de arte Eduardo Serrano.

Libros

  • Aproximaciones a Gustavo Alvarez Gardeazábal (Coautor)
  • Cartas del Camino
  • Mis pies olorosos a caminos
  • Colombia Secreta (2004) Villegas Editores.

    Fuente. Wikipedia
    Nota No.007-12 (Biografias)